Moko de plátano

El Plátano es el cuarto alimento de importancia en el mundo, sólo detrás del maíz, el frijol y el arroz, por lo que contribuye de manera importante en la seguridad alimentaria de diversos países y constituye una derrama económica importante para las zonas productoras. México exporta cada año 574 mil 059 toneladas de plátano con un valor estimado en 270 millones de dólares, esa producción se destina a 43 mercados, con un valor estimado de 270 millones de dólares, siendo, Tabasco un estado importante en la producción y comercialización del fruto.

La enfermedad conocida como moko del plátano es causado por la bacteria Ralstonia solanacearum Raza 2, siendo considerada uno de los problemas fitosanitarios más serios que afectan a las Musáceas en las regiones tropicales y subtropicales del mundo; constituye un problema potencial para aquellos países o regiones en las que aún no se ha detectado, debido a que afecta a todos los estados de desarrollo de la planta, se disemina fácilmente y es un factor que limita la comercialización nacional e internacional de la producción (Belalcázar et al, 2004). El agente patogénico Ralstonia solanacearum raza 2 ataca todas las variedades de plátanos triploides del grupo AAA (bananos), AAB (plátanos), ABB (guineos) y plátanos diploides del grupo AA (dominicos o dátil).

El 16 de diciembre de 2019 la Administración General de Aduanas de la República Popular de China, publicó en su página web los sitios de producción y establecimientos autorizados para iniciar la exportación de banano de los estados de Colima, Chiapas y Tabasco a China, autorizando y aprobados para su exportación 37 sitios de producción libres de moko del plátano (22 en Chiapas, 14 en Colima y una en Tabasco), 49 empacadoras (17 en Colima, 4 en Tabasco y 28 en Chiapas). Derivado a lo anterior, es de suma importancia continuar la aplicación de medidas fitosanitarias que han contribuido al desarrollo económico del Estado y la oportunidad de los productores para ofertar sus productos a nuevos canales de comercialización lo que ha repercutido a la conservación fitosanitaria de 11,507.42 hectáreas de plátanos y bananos en Tabasco con un volumen de producción de 608,212 toneladas, logrando un rendimiento de 52.8/hectárea, con valor de la producción de 2,139.5 millones de pesos. Por esta razón, la detección y control oportuno de los focos de infestación en los sitios donde prevalece la bacteria resulta indispensable a fin de disminuir el incremento en su incidencia, lo que sin duda ha venido beneficiando con las acciones ejecutadas a más de 239 productores del Estado, asimismo se mitiga el riesgo de diseminación de la enfermedad hacia otras Entidades productoras del fruto.

Programa de trabajo