Plaga de los cítricos

En el estado de Tabasco, la citricultura se encuentra establecida en 12,850 hectáreas, de los municipios de Cárdenas, Centro, Comalcalco, Cunduacán y Huimanguillo, generando una producción de 158,532 toneladas, cuyo valor de producción es de 475,596,000.00 pesos (Fuente: CESVETAB 2018), por lo anterior la citricultura estatal es una actividad primaria de gran importancia económica y social debido a que de ella dependen 1,250 productores, y se generan 25,000 empleos directos y 35,000 indirectos. Asimismo, el estado cuenta con una infraestructura de 5 empacadoras, 10 centros de acopio y cero viveros certificados.

La enfermedad del “Huanglongbing” o HLB ocasionada por la bacteria Candidatus Liberibacter spp., es considerada la plaga más devastadora para los cítricos a nivel mundial, debido a su severidad y alto riesgo, ya que no se conoce cura para los árboles enfermos. En el estado de Tabasco se encuentra presente en 1,482 hectáreas de los municipios de Centro y Huimanguillo, siendo 7 el número de productores afectados, con un total 8 huertas. Se estima que la superficie comercial con presencia de la enfermedad en el Estado es del 11.53 % con relación a la superficie estatal (12,850 hectáreas).

Asimismo, la Leprosis de los cítricos (Citrus Leprosis Virus), enfermedad de origen viral transmitida por ácaros del género Brevipalpus spp., se ha detectado en 1,446 hectáreas en los municipios de Cárdenas, Comalcalco, Cunduacán y Huimanguillo, afectando a 210 productores en un total de 265 huertas con presencia de la enfermedad.

Debido a la pérdida del equilibrio natural en el cultivo de los cítricos, se ha observado la proliferación de plagas secundarias como la mosca prieta de los cítricos (Aleurocanthus woglumi), la cual está presente en 2 hectáreas en el municipio de Huimanguillo, afectando a 1 productor en un total de 1 huerta con presencia de la plaga.

Por lo anterior, se hace indispensable la atención de los diversos problemas fitosanitarios presentes mediante la implementación de acciones fitosanitarias contempladas en la estrategia operativa, a fin de mitigar el riesgo de diseminación de la enfermedad y su impacto en la producción citrícola estatal.

Programa de trabajo